Together with Issac uk replica watches Newton and Edmond Halley and other renowned followers rolex replica together, coupled with a large number of scientific concepts and constructs to replica watches change our view of the world, become a favorable conditions uk replica watches for creation.

 

  Contáctenos  

                                                        

                                                        

                                                        

                                                        

                                                        

 RUT Clave ¿Olvidó su Clave?  Inscríbete

 

 

 

 

 

 

 

 

Argentina: Papás divorciados exigen derecho a ver a sus hijos
El grupo “Padres del Obelisco”, cansados de que sus ex mujeres no respeten el régimen de visitas, se organizan cada jueves frente al monumento porteño para reclamar a la Justicia de su país.
Vi. 22 de julio de 2011, 10:23
EFE
Fuente: emol.Tendencias&Mujer



Foto:AP

BUENOS AIRES.- Cada jueves, el mismo día que las Madres de Plaza de Mayo hacen su tradicional ronda para reclamar por sus hijos desaparecidos, un grupo de padres divorciados hace lo propio al pie del Obelisco porteño, donde exigen el derecho a ver a sus hijos.

La lucha de los “padres del Obelisco” comenzó el pasado 17 de junio gracias a Daniel Igolnikov, un padre divorciado que legalmente tiene la custodia compartida de sus dos hijos con su exmujer y está cansado de hacer denuncias para lograr que el régimen de visitas establecido se cumpla.

Igolnikov decidió convocar una marcha frente a la sede del Palacio de Justicia porteño el mismo día en que acudía a una audiencia decisiva en los tribunales y así hacer fuerza para poder ver a sus hijos el Día del Padre, que en Argentina se celebra en junio.

Otros afectados se unieron a la convocatoria para mostrarle su apoyo y la presión surtió efecto: Igolnikov logró ver a sus hijos en su día especial, aunque solo durante diez minutos.

"Si no llega a ser por la marcha y los papás que me acompañaron ese día seguiría todo en la misma situación,” aseguró Igolnikov en una entrevista con Efe.

La mecha de aquel triunfo prendió y, desde entonces, los “padres del Obelisco” se reúnen cada jueves a la tarde a los pies del emblemático monumento, alrededor del cual dan vueltas mientras reclaman sus derechos.

Igolnikov aclara que se trata de un movimiento “por los hijos y contra la inoperancia judicial”, en ningún caso contra las madres, y afirma que “no hace falta cambiar la ley para esto: solo hay que cumplirla”.

Como él hay gran cantidad de padres divorciados que han perdido el contacto con sus hijos en medio de largos y lentos litigios judiciales, pero no pierden la esperanza de lograr restablecer el vínculo. "Son muchos más los que vienen. Hay que preguntar en el entorno para darnos cuenta de que la situación es muy abundante, yo me encuentro todo el rato con gente a la que le pasa lo mismo”, asegura Igolnikov.

Más allá de las marchas, también realizan los llamados "aguantes”, que consisten en acompañar a papás y abuelas cuando tienen audiencia para que no se sientan solos. Así terminan también con “el silencio y la oscuridad” que les rodea, afirma este padre.

"A la violencia se la combate con publicidad porque el violento, como normalmente es una actitud cobarde, necesita de la clandestinidad, casi nadie golpea en público. Y esto de no dejar ver a los chicos es violencia contra los chicos”, continúa.

Pese a que solo llevan un mes de lucha, parece que la iniciativa de Igolnikov para que se cumpla el régimen de visitas está calando y sus reclamos ya se han hecho escuchar.

Los “padres del Obelisco” han conseguido que se restablezca el vínculo padre-hijo en dos casos, y siguen adelante dando pasos seguros en direcciones concretas.

En este momento reclaman que los niños puedan pasar con sus padres las vacaciones de invierno, que tienen lugar en Argentina, al igual que en Chile, a fines de julio, y ya plantean la siguiente meta: ver a sus hijos en el Día del Niño, el próximo 21 de agosto.

Para ello preparan pancartas que recogen el lema concreto de la semana (esta vez toca “felices vacaciones con sus hijos") y en las que aparecen los nombres de fiscales y jueces que no trabajan bien.

"Nosotros no denunciamos por denunciar, solo vamos contra casos concretos, no permitimos nada que no esté verificado. Mi cartel no va contra el juez (de mi caso), que sí esta trabajando, sino contra el fiscal”, explicó Igolnikov.

Este padre sabe que lo importante es no perder la fe y, gracias a su perseverancia, ya ha conseguido “recuperar casi definitivamente" a su hijo mayor, de 14 años, pero seguirá peleando por el menor, de 9. "El fin de una pareja no es el fin de una familia, siguen existiendo los abuelos, los tíos, los sobrinos, los hermanos”, sentencia.



Comentarios



Hermosa y excelente iniciativa, si los argentinos lo están haciendo, porque no nosotros? los chilenos somos muy buenos a la hora de ir al futbol o celebrar triunfos, pero para otras cosas parece que nos falta mas atrevimiento.
Que tal si nos empezamos a reunir un día a la semana por una hora, en un lugar céntrico y público a denunciar la situación que vivimos muchos padres y nuestros hijos (as) (por ejemplo la plaza de la ciudadanía o la plaza italia) De seguro los logros no tardarán en llegar.
Solo hay que atreverse..
Saludos cordiales,

Enviado por: Claudio García C.
28 de julio de 2011 10:21



Enviar comentarios



 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 www.PapaPresente.org  Todos los derechos reservados

La información de cada caso denunciado y mensaje a hijo (s) es de exclusiva responsabilidad de quien la emite.